fbpx
Densitometría ósea Linfolab

Densitometría ósea

¿Qué es?

La densitometría ósea es un estudio que sirve para diagnosticar osteoporosis, la cual mide la pérdida de minerales de nuestros huesos en distintas partes del cuerpo. Los valores que resultan de este estudio se dan de acuerdo a la edad y el género de cada paciente. Para pacientes mayores de 60 años se realiza el estudio con morfometría, la cual es una imagen de toda la columna vertebral de frente y de perfil en el que se puede descartar fracturas vertebrales.

¿Para qué sirve?

Los resultados determinan el riesgo de fracturas y el grado de osteoporosis. Además, permite estudiar la evolución de la pérdida de calcio, elaborar un pronóstico para poder hallar el umbral de fractura mejorando el éxito de los tratamientos.

¿Quién necesita hacerse un densiometría ósea?

Se recomienda a las mujeres que ya han pasado por la menopausia, mayores de 65 años. Sin embargo se puede realizar a partir de los 20 años con su respectiva prescripción médica.

También es recomendable para personas con:

¿Cuándo realizar una densitometría ósea?

Puede ser necesario un mínimo de 2 años para medir de forma fiable un cambio, sin embargo, pueden ser necesarios intervalos más largos para mejorar la predicción del riesgo de fractura.

Ventajas

Es un estudio no invasivo, no doloroso, el cual no necesita de ningún tipo de ayuno, solo es necesario no estar tomando medicamento como calcio o medicamentos para la tiroides, pues la ingesta de estos medicamentos pueden dar resultados erróneos de la concentración de calcio en huesos, es por eso que se requiere de la suspensión de estos medicamentos por lo menos 24 horas antes de su estudio.

*Estudio no apto para personas embarazadas *No apto para personas con más de 100 kg de peso.